A.LANGE&SÖHNE: UNIVERSO REVELADO

La firma alemana ha presentado, a lo largo de este año, una colección de diez piezas para conmemorar el 25 aniversario del modelo Lange 1. Los relojes Pequeño Lange 1 Fases de la Luna y Lange 1 Tourbillon completan la icónica lista de edición limitada.


El Pequeño Lange 1 Fases de la Luna lleva en la esfera un círculo del satélite grabado a mano con seis estrellas y puntos que representan el cielo estrellado.

Todo aficionado a la alta relojería de A. Lange & Söhne tiene claro que en el 2019 se celebra el vigésimo quinto aniversario del reloj que marcó el renacimiento de la marca: el Lange 1. Por ello, la firma decidió lanzar desde enero diez modelos homenaje para la colección 25th Anniversary.

La novena pieza es el Pequeño Lange 1 Fases de la Luna, con una caja en oro blanco de 36.8 mm y una esfera de plata maciza con impresión azul y agujas de acero pavonado. Su caja recibe la corona a las tres horas, un pulsador para la fecha y otro para corregir las fases lunares. Dentro se evidencia un disco que representa la luna en oro blanco y grabada a mano.

Al igual que todos los relojes Lange 1 con cuerda manual, el Pequeño Lange 1 Fases de la Luna, que debutó en el 2017, lleva la esfera descentrada con las agujas de horas y minutos. En el flanco derecho se aprecia la gran fecha con ventana de doble marco, un indicador de reserva de marcha y un dial con el segundero y la indicación de las fases lunares. Su Calibre L.121.2 permite dar cuerda completa una sola vez cada tres días.

El concepto cromático continúa en un detalle característico del mecanismo que se observa en el reverso: el grabado en azul del puente lleva el número 25. La correa de piel de cocodrilo azul oscuro con hebilla de oro blanco cierra el logro estético y funcional.

AL COMPÁS DEL TOURBILLON

En el 2000, el impresionante Lange 1 Tourbillon debutó como el primer reloj de pulsera del mundo que integraba en una sola pieza el mecanismo del tourbillon, la indicación de la fecha, un movimiento de tres días y un indicador de reserva de marcha.

Fue una apuesta para celebrar el cambio de siglo, por ello no sorprende que se haya elegido esta pieza para cerrar la histórica colección 25th Anniversary. El Lange 1 Tourbillon ha estado presente en grandes momentos: formó parte en el 2010 de los tres primeros relojes en incorporar una caja de oro miel, como parte de la colección 165 years – Homage to F.A. Lange. Además, por el 20 aniversario del Lange 1, en el 2014 apareció en platino como cuarto modelo de la serie Handwerkskunt de solo 20 piezas.

La versión 2019 del Lange 1 Tourbillon viene en plata y azul. La caja de 38.5 milímetros de oro blanco prepara el escenario para una esfera plateada sólida que contrasta con las manecillas de acero azulado. Las inscripciones están impresas en azul, incluidos los números de la fecha. Su reserva de marcha es de tres días con cuerda completa.

Luego de un año, la colección está completa. La fuerza de la manufactura alemana está expuesta en estos relojes que combinan tradición e innovación y que buscan quedarse en el recuerdo de sus seguidores.


El Lange 1 Tourbillon tiene una caja de 38.5 milímetros de oro blanco. El puente del tourbillon y el puente de la rueda intermedia están grabados a mano por el lado del mecanismo (reverso).


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *