AUDEMARS PIGUET: DESAFÍO CONSTANTE

La firma tiene un amplio historial de récords en el ámbito de los relojes y mecanismos extraplanos que data del año 1921. Fiel a la costumbre de romper sus propios límites, ha lanzado el Royal Oak Calendario Perpetuo Ultraplano Automático, el reloj automático con calendario perpetuo más delgado del mundo.


La caja y el brazalete del reloj están hechos de titanio, un material que garantiza su resistencia y ligereza.

No podemos incluir en estas páginas todos los logros de Audemars Piguet en el terreno de los relojes con calendario y mecanismos extraplanos porque faltaría espacio para hacerlo. Que baste, entonces, con mencionar algunos de los más emblemáticos. En 1921, la manufactura concibió el ejemplar de bolsillo más plano del mundo, que tenía un movimiento de tan solo 1.32 milímetros de grosor. 17 años después, batió el mismo récord, pero con el calibre de un reloj de pulsera extraplano que medía 1.64 milímetros de ancho.

En 1967, lanzó el calibre 2120, conocido por ser el movimiento de cuerda automática más plano de su tiempo, con una medida de 2.45 milímetros. Siguiendo esta línea, en 1986 Audemars Piguet sorprendió a todos con el primer reloj de pulsera de cuerda automática con tourbillon. Este último, además, mantiene todavía el mérito de ser el tourbillon más pequeño jamás creado, pues mide solo 7.2 milímetros de diámetro.

ULTRAPLANO Y LIVIANO
A estas proezas técnicas se suma el nuevo Royal Oak Calendario Perpetuo Ultraplano Automático. Equipado con un movimiento de 2.89 milímetros y una caja de 6.3 milímetros de grosor, y fabricado con titanio —un material liviano y resistente—, este modelo se consolida como el reloj de pulsera automático con calendario perpetuo más plano de la actualidad. Con su presentación, la manufactura se vuelve a superar a sí misma y amplía aun más su larga trayectoria de éxitos.

El Royal Oak Calendario Perpetuo Ultraplano Automático se acopla a las muñecas con naturalidad y cabe debajo de la manga de cualquier camisa sin dificultad. Su movimiento ultraplano fusiona en un solo nivel la función de calendario perpetuo, usualmente distribuida en tres capas diferentes. Esto se ha conseguido gracias al desarrollo pionero y patentado de un ingenioso sistema que permite combinar las levas y ruedas de las subesferas.

El ahorro de espacio hace posible la extensión del tamaño de las subesferas del día, fecha y mes, lo que mejora la visibilidad de las indicaciones. Otros elementos que destacan en este modelo son el marcador de día/noche a las 8 horas y la indicación de año bisiesto a las 4 en punto. Una mención aparte merecen el indicador de las fases de la Luna, visible en lo alto de la esfera satinada de color azul; y el brazalete de titanio satinado, que garantiza un sólido agarre a la muñeca.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *