BAUME&MERCIER: ESTILO EN EQUILIBRIO

La colección Classima, mixtura de elegancia y funcionalidad, presenta tres nuevos modelos que apuntan a convertirse en los favoritos de la  temporada: uno combina funciones de cronógrafo con un calendario completo, otro cuenta con la función dual time y el tercero presenta un pequeño segundero. Una renovación de votos para los seguidores de Baume&Mercier.

Tres nuevos relojes para hombre renuevan la familia Classima de Baume & Mercier. Tienen en común una esfera de color azul Pantone decorada con el motivo Grain d’Orge, una caja de acero de 42 milímetros y un calibre mecánico automático que puede verse a través del fondo de cristal de zafiro. Estas piezas están disponibles con una correa de piel de aligátor mate o con brazalete de acero. Elegante y atemporal, como todos los modelos de la serie, esta trinidad de novedades cuenta con útiles complicaciones.

El primer reloj es el Classima con cronógrafo y calendario completo, que permite, gracias a la combinación de estas dos funciones, la rápida consulta de los días de la semana y el mes a través de un par de ventanas ubicadas a las 12 horas; de las horas y minutos, mediante las clásicas agujas centrales; y de los segundos, por medio del pequeño segundero ubicado a las 9 en punto. A esto se suman un indicador de fecha, ubicado en un aro que rodea la vuelta de horas, y el de las fases lunares, que adorna la parte inferior de la esfera principal. Asimismo, fiel a los conceptos de la relojería tradicional, posee un indicador día/noche de 24 horas.


El Classima con función dual time presenta una escala de 24 horas bicolor.

DISEÑO EN SU PUNTO

El modelo Classima con función dual time será especialmente apreciado por los viajeros frecuentes. Además de mostrar la fecha en una ventana ubicada a las 3 horas, supera las convenciones con una manera muy particular de albergar un segundo huso horario. Mientras que la hora local está señalada en la clásica vuelta de horas, con las tres agujas centrales de siempre, el segundo huso se indica con una aguja adicional de color rojo que danza alrededor de una escala de 24 horas de dos tonos: en la parte blanca, se encuentran las horas del día; y en la parte azul, las de la noche. De este modo, el usuario podrá mantenerse al tanto del tiempo de dos puntos geográficos mediante una rápida consulta de las indicaciones del reloj.

Finalmente, el Classima con pequeño segundero se caracteriza por la subesfera para los segundos situada a las 6 horas. Este refinado complemento, demostración del estilo de Baume & Mercier, está acompañado por una ventana de fecha a las 3 horas. Ambas indicaciones, de corte sutil, aportan sobriedad al modelo.


El Classima con pequeño segundero presenta una subesfera para los segundos a las 6 horas y una ventana de fecha ubicada a las 3.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *