BLANCPAIN: DOBLE IDENTIDAD

Dos miembros emblemáticos de la familia Villeret se renuevan y, por primera vez, fusionan entre sus matices estéticos el color azul profundo con el oro rojo. El resultado es la explicación evidente de por qué vale la pena seguir llevando reloj en estos tiempos.


El Quantième Complet (izquierda) y el Ultraplate (derecha) tienen las manecillas de las horas y los minutos en forma de hoja de salvia calada, mientras que los segunderos llevan las iniciales del fundador de la casa, Jehan-Jacques Blancpain.

Villeret es el pueblo suizo en el que nació la casa Blancpain en 1735. En su honor, la colección más clásica de la firma lleva su nombre. La propuesta Villeret se caracteriza por las líneas puras, la sofisticación y la técnica de sus movimientos. Sus modelos Quantième Complet y Ultraplate realzan estos atributos, y esta vez son renovados con una esfera azul noche -seña de identidad de Blancpain- de acabado soleado y una correa de aligátor a juego. Además, ostentan una caja de 40 mm, números romanos y agujas todo en oro rojo.

Además de las similitudes, cada uno tiene sus propias particularidades. El Quantième Complet conjuga un calendario completo (indicaciones de fecha, día de la semana y mes) con las fases de la luna en su dial. Las ventanillas para el día de la semana y el mes están a la altura de las 12 horas; el calendario circular para la fecha se marca con una aguja serpentina; y las fases de la luna de rostro cambiante poseen una ventanilla localizada a la altura de las seis horas. También tiene un movimiento automático 6654, una reserva de marcha de 72 horas y un sistema de seguridad que permite ajustar el calendario en cualquier momento, sin el peligro de dañar el mecanismo, como sucede con otros relojes. El Quantième Complet está cargado de personalidad.

JOYA MINIMALISTA

El Ultraplate incorpora un movimiento automático 1151, una autonomía de cuatro días y, definitivamente, un mood mucho más minimal. Su diseño es más discreto, pues su esfera solo lleva las manecillas de las horas, minutos y segundos, y una ventanilla para la fecha a las tres horas, todo pensado para permitir un confort de lectura. En este diseño, la expresión “Menos es más” adquiere valor estético y funcional.

Queda claro. Los nuevos Quantième Complet y Ultraplate, más allá de sus características en común y sus singularidades, son de esos clásicos que se mantienen eternos.


Los modelos Ultraplate y Quantième Complet (arriba), renovados con cajas en oro rojo de 40 mm y esfera azul noche, tienen otra versión con brazalete de malla milanesa (un estilo creado en Milán, Italia, en el siglo XIX).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *