CÁ D’ORO: HERENCIA ARTÍSTICA

Las creaciones de Cá D’oro Glass Studio elevan el vidrio a la categoría de obra de arte contemporáneo. Simbolizan el diseño y la excelencia artística.


Vase Green & Red, floreros de vidrio soplado en verde y rojo combinados con ámbar.

Cuestión de genes. La familia Seguso tiene sus raíces en la isla de Murano, Venecia (Italia), y labora con el vidrio desde 1292. Prácticamente una dinastía. Sus secretos, conocimientos y habilidades pasaron de generación en generación; e incluso su técnica, un método que proviene de las civilizaciones antiguas de Egipto y Fenicia, se ha convertido en un legado para los artesanos del vidrio.

Los Seguso llegaron a Brasil en 1954 y fundaron Cá D’Oro Glass Studio en 1965, en Poços de Caldas, en Minas Gerais. El nombre se eligió en honor al palacio homónimo en Venecia y significa casa de oro. Los creadores de estas piezas únicas, utilitarias y decorativas se esfuerzan hasta el día de hoy por alcanzar la perfección y cautivar la mirada internacional.

Sus colecciones, que juegan con el color y las formas, son una voz que mezcla la modernidad con lo tradicional, la vanguardia con una manufactura detallista. Entre sus trabajos destacan los floreros, centros de mesa, copas, candelabros, lámparas y hasta muebles. Tradición, color y volumen. La fuerza de sus objetos interviene un espacio, no solo lo decora.


La familia Seguso guarda un archivo de sus dibujos, estudios y proyectos que demuestra su valor y contribución a la historia del cristal de Murano.


Floreros de vidrio, incluido uno en forma de canoa, en mezcla de ámbar y negro.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *