CERTINA: ALTA FIDELIDAD

La confianza se gana y Certina lo ha hecho con el modelo DS-1 Big Date. Hoy, en nuevas tonalidades, confirma ser de esos estrenos que marcan un hito.

Cuando uno piensa en Certina, piensa en el concepto de doble seguridad DS, que enorgullece a la marca desde 1959. Una característica que se refleja en sus cajas robustas, cristales de zafiro que protegen de las rayaduras y fondos reforzados que han superado múltiples pruebas ante condiciones extremas, comprobando su fiabilidad. En el 2019, con motivo del 60 aniversario, la marca suiza estrenó el reloj DS-1 Big Date, con el característico verde de la relojería. Ahora, lo presenta en dos nuevos colores con efecto degradado: azul oscuro y gris plateado.

En su dial abombado, que tiene acabado rayos de sol, el azul se oscurece hasta transformarse en negro y el gris plateado se torna en antracita. Las agujas largas son las clásicas dauphine –con forma de triángulo- y la fecha grande a las 6 horas permite verla con total claridad. La caja de 41 mm, por su parte, está hecha en acero inoxidable. Es un accesorio creado para que no pase de moda, de esos que se heredan de generación en generación.

Pero, ¿qué hay de nuevo? Los cambios se notan, literalmente. Estos relojes DS-1 Big Date tienen un cristal de zafiro en el fondo de caja (la parte de atrás) que deja ver el movimiento automático Powermatic 80. El movimiento incorpora una reserva de marcha (energía) de 80 horas y la espiral Nivachron, un material que hace a los relojes inmunes a los campos magnéticos, a los cambios de temperatura y a los golpes, logrando una mayor precisión.

El éxito del primer DS-1 Big Date fue absoluto, sí. Pero el amor después del amor también existe y este nuevo reloj es prueba de ello.


Tiene funciones de horas, minutos y segundos, y una hermeticidad de unos 100 metros.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *