CHOPARD: ETERNO RESPLANDOR

La colección de joyas Happy Spirit seduce con nuevas adiciones a la familia. Detalles en oro que incitan a celebrar la vida.


La actriz Zhang Ziyi usando la colección Happy Spirit.

El efecto que se genera al lanzar una piedra al agua es la imagen mágica de los círculos que Chopard capturó para crear las nuevas joyas de la colección Happy Spirit. Una línea femenina y magnética que incluye círculos concéntricos acompañados de diamantes adaptados a diseños que logran piezas vivas, con luz y movimiento. Muchas expresiones artísticas han utilizado el círculo como motivo e inspiración en sus obras, una figura geométrica con múltiples posibilidades.

El círculo, como símbolo de continuidad, está también presente en los icónicos diamantes móviles incluidos en las joyas y que fueron el detalle que inició esta colección. Hoy, Chopard reinventa ese elemento y lo coloca en la línea completa. Happy Spirit está compuesta por collares de diferentes largos. Dependiendo de ellos, hay uno o tres diamantes móviles que dan vueltas protegidos por varios círculos encajados unos dentro de otros.

También forman parte de esta colección aretes en dos tamaños, sortijas y pulseras. Todo está fabricado en oro de 18 quilates sostenible y ético, pues utilizan materia prima que llega de pequeñas minas que respetan el proceso de producción.

Estas joyas cuentan una historia, son capaces de adaptarse a cualquier look. Personalidad y entusiasmo por la vida son los mensajes.


Las joyas de la colección están hechas de oro blanco engastado con diamantes o en oro pulido bicolor rosa y blanco.

Los diamantes flotantes se mueven y giran entre dos cristales de zafiro.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *