COVID-19: UNA DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Las principales marcas de relojería, joyería y moda del mundo no se quedaron calladas ni quietas ante la crisis generada por la pandemia del Coronavirus. Contribuciones económicas, reinvenciones, nuevos protocolos y una consigna: mantener el positivismo y la unión mundial como los grandes mensajes.

Cierre de fronteras, suspensión de clases y eventos, aislamiento social. El mundo paró. Muchas firmas entendieron rápidamente la angustiante situación y lo que se debía hacer, mantener la solidaridad y empatía como valores unificadores. Las acciones de apoyo a la emergencia empezaron a concretarse y se remarcó la importancia de establecer una conexión virtual con el público para difundir mensajes de prevención y esperanza. Las redes sociales fueron las aliadas en esta búsqueda por crear conciencia. Todo había cambiado.

Ante la coyuntura, Gucci, de raíces italianas, entregó inmediatamente dos millones de euros al Departamento Nacional de Protección Civil de Italia, uno de los diez países más afectados por el coronavirus, y al Fondo de Respuesta al Covid-19 de las Naciones Unidas. En sus redes sociales transmitió mensajes en pro de la salud física y mental durante los días de confinamiento, apoyando a la Organización Mundial de la Salud (OMS), y reafirmó su compromiso con la sostenibilidad. Motivó a sus seguidores a donar a la campaña global Chime for Change, iniciativa de la casa, para combatir la violencia de género que se incrementó en este periodo; promovió formas correctas de protección contra el virus; compartió pensamientos positivos y buenos deseos de varios artistas; y anunció a través de Alessandro Michele, director creativo, que la marca se limitará a dos colecciones al año. Ya abiertas algunas de sus tiendas, mantienen un protocolo que incluye pruebas médicas para sus colaboradores, distanciamiento social y el uso de mascarillas. Su adaptación siguió el ritmo de los nuevos acontecimientos, dejando claro que la preocupación social ha sido siempre uno de sus puntos más fuertes.

También desde Italia, la joyería Bvlgari hizo una donación al área de investigación del Hospital Spallanzani y entregó un microscopio 3D de alta definición para diagnosticar la enfermedad y poder desarrollar una vacuna. También fabricó desinfectantes en gel para manos que distribuyeron en botellas reciclables. Entregó unidades a Italia, Suiza y Reino Unido. “Tenemos la responsabilidad de contribuir al esfuerzo para prevenir, luchar y erradicar la Covid-19”, dijo Jean-Christophe Balbin, CEO de la casa italiana. En sus redes alentó a apoyar a Save The Children durante la pandemia y como un reconocimiento al poder creativo y artístico de Italia, la firma recurrió a sus archivos para abrir las puertas a su pasado. De igual forma, ofreció los Masterclass At Home con Fabrizio Buonamassa, director creativo de relojes, entre otros. Su objetivo: ser el escape ante los tiempos de incertidumbre.

Bvlgari homenajeó a Italia y el grupo al que pertenece, LVMH, hizo mascarillas y las donó a Francia, Italia y España.
Gucci invitó a a donar al Fondo de Respuesta al Covid-19 de las Naciones Unidas y al Departamento Nacional de Protección Civil de Italia para apoyar la lucha contra el coronavirus.

MENSAJES DE ESPERANZA

La joyería francesa Messika dejó claro que debíamos cuidarnos entre todos. “Tomemos este momento de pausa para mirar al mundo diferente, quizá para reinventarnos y, definitivamente, para imaginar fundadora y directora creativa Valérie Messika. Entre sus acciones, desarrolló publicaciones de sus piezas icónicas y de sus recuerdos preciados con el fin de brindar un poco de luz ante tanta oscuridad. También mostró parte de su un mejor mañana”, dijo la proceso creativo y agradeció a su equipo de artesanos.

Por su parte, la joyería estadounidense Tiffany & Co. realizó los T Time, conversatorios en vivo con la escritora Cleo Wade, la estilista Karla Welch y la modelo Ashley Graham, entre otras invitadas; y enseñó sus joyas favoritas con mensajes de optimismo. Todo, con la firme posición de que también se necesita seguir creyendo en los sueños.

En la misma línea actuó la maison francesa de relojes y joyas Cartier, que manifestó sentirse tocada por las demostraciones de solidaridad entre las personas y quiso seguir inspirando. Compartió, por ejemplo, su revista anual en versión digital, videos, podcasts y conciertos de interés, como el de la pianista Zhu Xiao-Mei. También, alentó a sus seguidores a valorar lo que realmente era preciado para ellos en sus vidas y hasta a jugar piedra, papel, tijera. Una vez que abrieron algunas de sus boutiques, se tomaron todas las precauciones de seguridad.


Assouline inspiró hacer una curaduría de la biblioteca personal aprovechando el tiempo de cuarentena y a viajar a través de la lectura de sus obras. Messika también expresó su agradecimiento a sus colaboradores y a su comunidad por su apoyo.


Cartier compartió mensajes inspiradores y material de arte y cultura desde sus redes sociales Derecha. Tiffany & Co. difundió imágenes de sus archivos para llevar algo de positivismo al feed de sus seguidores.

MISIÓN OPTIMISMO

Las muestras de aliento y ánimo llegaron de todo el mundo. La relojería suiza Swatch apostó por las travesías virtuales. Así, con el #SwatchTakesMePlaces planteó visitar 30 destinos del mundo (y el espacio) sin salir del sofá.

La marca francesa Vilebrequin, especialista en trajes de baño, optó por difundir un concepto ligado a la esperanza: uno puede viajar sin dejar su hogar, para así motivar a los seguidores a permanecer en cuarentena. En base a eso, compartió imágenes de playas, ideas para disfrutar del sol desde casa, tips para mantener a los niños y niñas en calma, recetas, retos y fotos para generar una sonrisa. También hizo a través de Instagram en vivos para aprender más sobre las tortugas y su impacto en el medio ambiente.

En las tiendas reabiertas establecieron medidas sanitarias, como el empleo estable de gel con alcohol, mascarillas y desinfección de superficies.
La editorial Assouline también invitó a viajar a través de la imaginación, exhibiendo fotos de destinos idílicos como Tulum (México) o St. Tropez (Francia) en sus publicaciones y, por supuesto, incentivando esa travesía sensorial a través de sus libros más especiales.


Vilebrequin, marca que nació en Saint Tropez, apostó por alentar a la gente a quedarse en casa con el hashtag #homeisthenewbeach.


Parte de la gráfica #SwatchTakesMePlaces que propuso la marca Swatch, travesías virtuales por 30 destinos del mundo, como Nueva York.

LA NUEVA REALIDAD

Compartir información utilitaria e inspiradora fue el común denominador, esto como un esfuerzo por brindar momentos de esparcimiento y promover la permanencia en casa. Riedel, el fabricante de cristalería austriaco, invitó a su comunidad a engreírse con catas de vino. Así, divulgó sus consejos para hacer degustaciones, maridajes y recetas de cocteles. Compartió sus conocimientos sobre la importancia de decantar, el proceso de creación de sus copas e incorporó sesiones en vivo por Instagram con el CEO, Maximilian Riedel.

Desde una visión cercana y directa, Corkcicle, compañía de drinkware y barware, también impulsó a disfrutar de happy hours virtuales para mantener el buen ánimo; practicar para transformarse en mixólogos; y estar activos e hidratados.

Birkenstock, la firma de calzado alemana, motivó a sus seguidores a agradecer por las pequeñas cosas; a tomarse un tiempo personal; a enfrentar cómodos el home office y a compartir fotografías con sus Birkenstock predilectas. Estuvo al tanto de su comunidad frente a los momentos de incertidumbre.

Montblanc, el fabricante alemán de plumas, relojes, equipaje y accesorios, expresó su gratitud a los héroes que trabajaron a diario para proteger a las familias y comunidades; potenció la energía creativa al promover escribir cartas a nuestros seres queridos y diarios; y dio consejos para crear poesía o tutoriales de caligrafía, reafirmando los beneficios de la escritura.

Por su parte, la empresa suiza de relojes y joyas Chopard ofreció ideas de actividades para lograr instantes de felicidad, compartiendo música, cuestionarios sobre películas y mensajes de Caroline Scheufele, la directora artística, quién planteó varios challenge de dibujo. De igual forma, hizo un flashback mostrando colecciones pasadas y videos de celebridades llevándolas en la alfombra roja.

A través de sus posts, la relojería suiza TAG Heuer promovió la importancia de tomar la decisión correcta: quedarse en casa. Así mismo, planteó retos para que sus seguidores diseñen y hagan sesiones de fotos, reveló lo que hay detrás del desarrollo de sus relojes en algunos videos e hizo sesiones Q&A con personajes como Max Verstappen, piloto de Fórmula 1. Tras el permiso de las autoridades, algunas de sus boutiques reabrieron, pero con el horario reducido, personal equipado con mascarillas y guantes, un aforo limitado y limpieza de los relojes tras cada presentación.


Riedel, a través de su presidente Maximilian Riedel, animó a realizar degustaciones de vinos en casa y explicó por qué es importante decantarlos.


Chopard planteó un reto dedicado al dibujo, basado en el sketch del primer diseño de joyería de la directora Caroline Scheufele: el Happy Clown.


Montblanc promovió la escritura para ordenar nuestros pensamientos y reflexionar sobre las razones que nos impulsan a ser agradecidos.


Corkcicle utilizó el Instagram Live para realizar happy hours virtuales.


TAG Heuer compartió el #stayhome e incitó a su comunidad a dar ideas de canciones y cómo mantenerse activos.


Birkenstock motivó a permanecer en casa y compartir #shoeselfies con sus Birkenstock para transmitir mensajes positivos.

ACCIONES SOLIDARIAS

La relojería italiana Panerai lanzó #OWNYOURTIME, una plataforma de contenido interactivo con una serie online que permitió conocer más a sus embajadores. A través de la cuenta de Instagram y Facebook de la marca, los espectadores pudieron verlos, aprender de su historia y hacerles preguntas. El programa incluyó, entre otros, a Gregorio Paltrinieri, nadador del equipo olímpico de Italia; a Guillaume Néry, buzo en la Antártida; y Marlon Du Toit, fotógrafo de vida salvaje. Ellos mantienen algo en común: la resiliencia frente a los retos. Panerai realizó este programa con el objetivo de brindar experiencias auténticas a su comunidad, enfrentar la coyuntura con coraje y levantar el ánimo. Cuando acabó la cuarentena en Italia, creó un video en homenaje a quienes permanecieron en casa, llamándolos héroes.

Gregorio Paltrinieri, del equipo Olímpico de Italia, fue uno de los embajadores de Panerai en las sesiones en vivo. Jan Frodeno, embajador de Breitling, realizó un triatlón en casa: 8 horas, 33 minutos y 37 segundos.

La relojería suiza IWC Schaffhausen, por su parte, presentó #TIMEWELLSHARED. Una iniciativa en la que los colaboradores y amigos de la marca compartieron su tiempo, conocimientos y experiencias a través de los canales digitales. Clases, charlas y seminarios en línea. Inspirar era la meta. “Nuestro objetivo es animar a todos para que aprovechen su tiempo, se apoyen los unos a los otros y se vuelvan más fuertes”, señaló Christoph Grainger-Herr, CEO de la casa. Además, Maro Engel, piloto de automovilismo, y Tom Brady, jugador de futbol americano, fueron algunos de los participantes. Para junio ya habían abierto las puertas muchas de sus tiendas en Asia y Europa, pero con capacidad limitada.

Otra relojería suiza que tomó acción fue Breitling. Y lo hizo donando tres relojes a Jan Frodeno, miembro del Triathlon Squad de la firma y ganador de tres campeonatos mundiales Ironman, para que completara un triatlón en su casa, pues los eventos deportivos fueron cancelados. En su hogar, en España, el deportista nadó 3.8 kilómetros en su piscina, recorrió 180 kilómetros en bicicleta estática y corrió 42 kilómetros en la cinta, completando las distancias de la carrera Ironman. Y, claro, lo transmitió en línea para los entusiastas, aprovechando la ocasión para recaudar fondos para dos causas: la lucha contra el coronavirus y el de-porte para personas con discapacidad.

Sin duda, son marcas que pensaron en su comunidad y se man-tuvieron conectados con una realidad que exigía -y sigue exigiendo- el compromiso mundial para mirar el futuro con esperanza y enfrentar los grandes cambios que seguirán llegando.


La iniciativa #TIMEWELLSHARED se realizó en los canales digitales de IWC. Las participaciones online de sus embajadores y expertos se acompañaron con un botón de donaciones voluntarias para Save The Children.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *