GUCCI: VISIÓN POÉTICA

La casa presenta su más reciente colección de joyería y aumenta otra de sus líneas con piezas que apuestan por la delicadeza de sus formas. Dos imágenes icónicas de la marca están presentes: la mariposa y el león.

Con una sensibilidad moderna y extravagante, las joyas de Gucci están hechas para ser usadas todos los días. El uso de piedras brillantes y una combinación de detalles dentro de un universo onírico capturan lo mejor de una firma que siempre va un paso adelante.

Su nuevo lanzamiento, Lion Head, se une a dos nuevos integrantes de la colección Le Marché des Merveilles para hablar del poder del cambio.

SIGNOS DE CAMBIO

Lion Head es la nueva línea de joyas de Gucci que permite recordar que el león es y seguirá siendo uno de los símbolos más importantes de la marca. La elección de este felino responde a la necesidad de transmitir fuerza, romanticismo, fantasía, delicadeza y exuberancia en una misma propuesta.

La colección presenta tres modelos con diferentes gemas y cada uno incluye pendientes y un colgante.

La aguamarina protagoniza la primera entrega en oro blanco de 18 quilates con diamantes incrustados y la radiante piedra entre los dientes del león. El color azul de la aguamarina representa la confianza y la sinceridad. Además, transmite calma y limpieza. Y para los creyentes en la astrología se considera la piedra de los nacidos en marzo.

La amatista es la segunda piedra usada. Su color violeta se complementa con el oro amarillo de 18 quilates y los diamantes en los ojos. Representa a los nacidos en febrero y sugiere meditación y calma. Según se cree, mejora el equilibrio y aporta paz.

La colección se cierra con una gema de diópsido de cromo para el colgante y los aretes en oro amarillo de 18 quilates y diamantes. Se dice que el profundo verde floresta de esta singular joya reaviva el ánimo y es capaz de sanar un corazón herido.

MIRADA SUTIL

La colección Le Marché des Merveilles (Fábrica de maravillas) de Gucci, inspirada en el mundo animal y los cuentos de hadas, añade a su colecciones tres piezas protagonizadas por mariposas, poderoso símbolo de vida.

Aretes, un colgante y un anillo en oro amarillo de 18 quilates con diamantes engastados son la novedad.

Esta línea presenta un diseño que evoca la filigrana y cada joya ha sido esculpida mediante un proceso de fusión. La mariposa, cuya cabeza está coronada por unas delicadas antenas, domina los pendientes y el anillo, donde una banda entorchada es su perfecto contrapunto. El colgante presenta la mariposa en el centro y su fina cadena de oro está también adornada con motivos de la clásica G entrelazada.

Fuerza y transformación. Conceptos de una nueva época para entender la belleza.

Las mariposas tienen miniaturas de la letra G entrelazadas en el diseño de sus alas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *