HERMÈR: MOVIMIENTO ÚNICO

La compañía impresiona con una nueva versión de un clásico reloj de fase lunar, el Arceau L´Heure de la Lune, una versión onírica del espacio.

La luna y los viajes hacia ella siempre han generado una especial fascinación en el ser humano. Entendiendo eso, el tiempo y el espacio son dos conceptos que los expertos relojeros de Hermès incluyen en sus complicaciones para producir las piezas más complejas y especiales.

El nuevo Arceau L’Heure de la Lune cuenta con dos lunas en nácar y dos subesferas lacadas en un degradado gris con numerales blancos que giran alrededor de las lunas una vez cada 59 días, cubriendo y descubriéndolas para indicar la fase lunar actual en los hemisferios sur y norte al mismo tiempo.

En la luna sureña se hace una referencia a la marca con el dibujo de un Pegaso que el diseñador Dimitri Rybaltchenko creó para la casa. La imagen del caballo alado a las 12 en punto sugiere un paso entre dos mundos, fusionando la magia y la realidad. Mientras que la luna norte muestra la transferencia de los colores lunares sobre un dial que imita la superficie de un meteorito con incrustaciones de nácar. Finalmente, la pieza está enmarcada por una caja de oro blanco que en conjunto forma parte de un hermoso cosmos.

Lo que distingue al reloj con respecto a otros, que muestran la luna en los dos hemisferios, es que el satélite está quieto y son las subesferas las que giran. Esto se consigue gracias al Calibre H1837, un desafío técnico que permite la esbeltez de la propuesta, con un grosor total de solo 4.2 mm.

Esta gran exhibición tecnológica y estética de Hermès es el reflejo de su espíritu libre y de una constante búsqueda para lograr la excelencia.

ESTA PIEZA DE ALTA RELOJERÍA ESTÁ EQUIPADA CON UNA CORREA DE COCODRILO MATE EN GRIS GRAFITO Y CORREA DE PIEL EN TONO BLUE ZEPHYR.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *