JAEGER-LECOULTRE: ENCANTO NATURAL

Los tres nuevos modelos Rendez-Vous Sonatina son la máxima expresión de la maestría artesanal de Jaeger Le-Coultre. Guilloché, micropintura sobre nácar y engastado de piedras preciosas crean un conjunto exquisito y femenino.


El dial de los nuevos Rendez-Vous Sonatina es de nácar y presenta un delicado guilloché ondulado.

Delicados detalles de diseño, finos acabados y materiales de una elegancia atemporal hacen del Rendez-Vous Sonatina el reloj femenino por excelencia. Jaeger-LeCoultre ha lanzado tres ediciones especiales del modelo destinadas a enamorar a cualquiera que las vea. En ellas, se manifiesta plenamente el incomparable savoir-faire de sus artesanos.

Sobre una resplandeciente caja de oro rosa de 38.2 milímetros de diámetro, brilla un bisel adornado con diamantes. Este enmarca un dial de nácar que, como la mejor de las pinturas, invita a una detenida contemplación. En él, un precioso guilloché ondulado sirve de fondo para una media luna con índices y números, y para un óvalo rodeado de diamantes que dirige la atención hacia la escena central: mariposas que revolotean y se posan sobre vívidas orquídeas.

En medio de esta representación, dentro de una ventana con forma de flor, se ubica el delicado indicador día/noche. Por otro lado, una pequeña estrella dorada situada al borde de la esfera avisará a la propietaria del reloj que ha llegado la hora de una cita importante. Esta última función —característica de la colección— se ajusta a través de la segunda corona, y su alarma es un timbre único y melodioso. Asimismo, los modelos cuentan con un segundero central impulsado por el calibre automático 735. Este mecanismo, visible a través del fondo abierto de la caja, garantiza una reserva de marcha de 40 horas.

Estas piezas de alta relojería están disponibles con dial y correa de color rosa, verde o púrpura. Solo se han producido ocho ejemplares de cada versión.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *