MARCELO PAPA: VINOS DEL SUR

El director técnico de Viña Concha y Toro, y enólogo de la línea súper premium Marques de la casa Concha, nos concedió una entrevista en la que habla de la bodega más importante de Chile y una de las principales de la región, del mercado peruano y de las tendencias vitivinícolas actuales del país vecino.

Marcelo Papa observa, habla pausadamente, piensa en sus éxitos y en los futuros retos al frente de Concha y Toro. Con Marques de Casa Concha, ha logrado definir las variedades más representativas de las regiones chilenas principales, de norte a sur. Perú es un mercado clave de esta línea no solo porque ocupa la sexta posición en ventas. Además, tiene una antigua conexión con la historia del Marqués de Casa Concha, quien fue un alto funcionario en el Virreinato del Perú, gobernador interino de Chile, y luego gobernador de Huancavelica. De hecho, la cuadra tres del jirón Ica, en el centro de Lima, se llama Concha por él.

¿Cuál es la percepción de Perú como mercado para el grupo?
Lima es la capital gastronómica de Sudamérica. Desde ese punto de vista, así como debe haber una oferta importante en gastronomía, debe haber una oferta en vinos a la par. Los chilenos, en los últimos quince años, pusimos el foco y las fichas en Asia, principalmente en China. Ahí nos va muy bien. Pero ahora que hemos logrado avanzar, vemos que estamos olvidando a Latinoamérica. Necesitamos tener presencia, y para Marques de Casa Concha, Perú es el sexto mercado más importante después de Chile, Brasil, China, Estados Unidos y Canadá.

Es vital lograr un estilo y personalidad definidos, sobre todo en una bodega de la talla de Concha y Toro.
Intento poner un sello a los vinos que hacemos. Eso significa ser muy respetuoso con el origen y con los lugares. Si el chardonnay viene de Limarí, cuando pruebes los vinos, debes sentir que se expresa la zona y decir: “Sí, esto es Limarí”. Lo más importante en estos casos es tener claro qué es lo que quieres. Luego viene la conexión bodega-viñedo, y con la gente que maneja los viñedos. Si quieres producir un chardonnay vertical, con rica acidez y expresión de fruta fresca, debes tener claro el punto de cosecha, ser preciso. Partiendo de eso, es un todo que termina en la botella con lo que tenías en mente.

Uno de los puntos fuertes de Chile es la diversidad de vinos de norte a sur. ¿Es posible definir una variedad bandera? ¿Qué pasó con el carmenere?
El carmenere no puede ser la variedad bandera, aunque en algún momento lo intentamos. No es una variedad que se dé bien en todo Chile. Si quieres que sea la variedad emblema, tiene que darse bien en todas partes, como el tempranillo en España, que cambia de nombre según la zona, pero se expresa bien y con un carácter definido, igual que el malbec en Argentina. El carmenere se da bien en el valle de Rapel, un poco en Aconcagua, Maipo, pero no en otras regiones. Creo que una alternativa puede ser el sauvignon blanc, que se planta en más de un lugar y siempre entrega una calidad decente. Otra variedad que es bastante transversal es syrah. Hay exquisitos en el norte, en el sur, de suelos de arcilla roja, de suelos aluviales. El problema es que no se vende mucho.

¿Qué opinas de proyectos chilenos pequeños como MOVI, Chanchos Deslenguados, etc.?
Los encuentro superpositivos para el país, porque cuando uno analiza Chile en los últimos años, hay básicamente veinte viñas que dominan el mercado. Eso es parte del Chile industrial, y creo que los países vitícolas se construyen con una masa de viticultores de grandes bodegas y pequeñas bodegas que generen números y diversidad. Creo que desde ese punto de vista es positivo. Por otro lado, ese segmento está bastante atomizado. No es como en Argentina, donde hay de todo. Ojalá que vayan agarrando vuelo y logren un tamaño medio.

Retamos a Marcelo Papa para que en su próxima visita dirija una cata de toda la línea en la calle Concha en pleno corazón de la ciudad, y —por qué no— en uno de esos balcones coquetos y llenos de historia donde el vino se asomaría desde lo alto.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *