MESSIKA: LUJO SIN LÍMITES

Valérie Messika presentó en la Paris Couture Week 2019 su colección de alta joyería Private. Los aretes, anillos y collares que la componen son una prueba de la maestría de la firma en el trabajo con diamantes.


Los cinco diamantes de corte pera de los aretes Diamond Spears están unidos por bastones de oro sumamente delgados.

La alta costura y la alta joyería tienen mucho en común. En ambas, un diseñador con talento y años de experiencia toma como lienzo los materiales más exclusivos para crear una pieza que, al igual que las mejores obras de arte, evoca lugares, épocas emociones. Cada detalle —incluyendo las formas, las texturas, los colores y las proporciones— es un medio de expresión que contribuye a darle al objeto una apariencia única. Messika tiene claros estos principios. Por ello, no sorprende que la marca haya sido invitada para presentar una línea de joyas en la Paris Couture Week de este año. Valérie Messika, su fundadora, se aseguró de emplear las piedras preciosas más extraordinarias en diseños en los que pudieran lucir toda su belleza.

En la colección Private, el lujo no tiene límites. En el nuevo collar Toi & Moi, una hilera de 351 diamantes de corte brillante sostiene dos gemas que dan la impresión de querer unirse: un diamante con corte pera de 10.03 quilates y otro con corte esmeralda de 7.74 quilates. El anillo del mismo nombre presenta un diseño similar, pero, en este caso, ambas piedras son de corte pera. Estas piezas son una delicada expresión de elegancia y feminidad.

Por otro lado, el collar Pink Temptation y el anillo Pink Desert Bloom tienen como protagonista un diamante rosa que les aporta mucha personalidad. En el primero, se puede apreciar un círculo abierto con incrustaciones de diamantes que se entrelaza suavemente con una gargantilla. Al interior de aquel, se sitúa una piedra de corte esmeralda inclinada hacia la izquierda. Se trata de un modelo con una clara estética minimalista. El anillo, por su parte, presenta un diseño exuberante inspirado en la reciente colección de alta joyería Desert Bloom. Alrededor de la gema de corte pera, brillan numerosos diamantes blancos de varias formas.

Los aretes de aro M Rainbow son de oro rosa y están decorados con pequeños diamantes de diferentes colores. A los maestros de la maison les tomó varios meses encontrar estos tesoros de la naturaleza. Para acentuar su singularidad, cada uno presenta un corte diferente. Finalmente, en el modelo Diamond Spears, cinco diamantes blancos de corte pera parecen flotar al centro de un aro con incrustaciones de la misma piedra. El efecto visual se logra con el uso de bastones de oro tan delgados que resultan casi imperceptibles para conectar las gemas, una técnica que solo los expertos dominan.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *