MONTBLANC: RELACIÓN VITAL

Aficionados y coleccionistas aplauden la última obra de arte de la casa Montblanc: El 1858 Slip Second Chronograph edición limitada 8, un homenaje a las montañas, a la aventura y a México.


Su Calibre MB M16.31 está inspirado en el movimiento del Minerva 17.29, desarrollado en 1930 y usado en relojes de bolsillo y pulsera.

Existe una serie de relojes inspirada en llegar a las alturas de las montañas y contemplar desde sus cimas los paisajes más espectaculares. Nos referimos a Montblanc 1858 que reinterpreta los relojes Minerva, leyendas de la relojería que tuvieron su auge entre 1920 y 1930, favoritos de militares y exploradores ávidos de introducirse en los parajes más intrincados.

Evocar el espíritu del montañismo de exploración, que representa la conexión del ser humano con la naturaleza, es lo que Montblanc entrega en la veintena de relojes que conforman esta colección.

El 1858 Split Second Chronograph Edición Limitada 8 no es distinto, pero agrega un detalle: está inspirado en la bandera mexicana. “México representa una fuerte comunidad de aficionados a los relojes que particularmente admiran el mundo de la alta relojería”, dice Davide Cerrato, director de la división de relojes de Montblanc.

MEDICIÓN ESPECIAL
Esta pieza tiene una caja de 44 mm de bronce. Su dial es de jade nefrita verde que contrasta con los elementos de oro rosa que acentúan el estilo vintage del reloj. Cabe mencionar que la nefrita es uno de los minerales más preciados debido a su durabilidad, translucidez y brillo. La correa de aligátor verde representa el espíritu mexicano.

Si la nostalgia por el modelo original está presente es por su escala telemétrica que recorre el dial, y que de paso es un homenaje a una de las características de los clásicos Minerva. Su taquímetro (con base 1000) tiene forma de caracol en el centro y permite medir hasta tres minutos en lugar de solo uno, como lo haría un cronógrafo tradicional.

Esta edición debe su nombre al rattrapante (split second, segundero desdoblado o doble segundero), una complicación que permite cronometrar más de una fracción de tiempo en un mismo instante. Es decir, medir tiempos intermedios sin necesidad de interrumpir el cronometraje en curso. Y todo a la vista, ya que el rattrapante puede ser admirado a través del vidrio de zafiro en el reverso.

El 1858 Split Second Chronograph Edición Limitada 8, presentado en octubre durante el Salón Internacional de Alta Relojería en México, es una pieza de lujo limitada solo a ocho productos. La máxima expresión de la exclusividad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *