OMEGA: CUARTETO DINÁMICO

Cuatro de los relojes más importantes de Omega inspiran el regalo ideal.

Realce especial

Su objetivo es brillar. Para este modelo Speedmaster de 38 mm en acero noble y oro amarillo de 18 quilates, Omega ha realzado los tonos verdes para así acercarnos a los bosques de pinos que suelen resplandecer en la nieve durante el invierno suizo. Aquí, el diseño del doble bisel está inteligentemente dividido entre un círculo de refulgentes diamantes y la icónica escala taquimétrica en un aro de aluminio verde. Las manecillas del cronógrafo son verdes al igual que los signos de la esfera plateada opalina con subesferas y ventana de fecha ovaladas.

En las profundidades del mar

Este clásico reloj subacuático no solo es uno de los favoritos de James Bond, sino también un ícono de estilo masculino. Desde 1993, el Seamaster Diver 300M es uno de los relojes con más fanáticos. Esta versión tiene una pulsera de caucho azul. Su tamaño actual permite una caja de 42 mm en acero noble y oro sedna de 18 quilates. La cerámica azul se utiliza para el bisel y la esfera, con ondas grabadas a láser, que fluyen entre los índices y agujas en oro de 18 quilates. El calibre del que está dotado es el Master Chronometer, que permite unos niveles magníficos de precisión, funcionamiento y resistencia física.

Mirar las estrellas

Todos aprecian el diseño atemporal del Constellation, que se distingue por sus facetas de media luna y su bisel con números romanos o diamantes. El nuevo Constellation tiene caja de acero noble y oro sedna de 18 quilates y cuenta con 28 mm. Su bisel está tachonado con diamantes. Su dial de nácar blanco luce un diamante para cada hora, así como una diminuta estrella en oro de 18 quilates. El Constellation se lanzó en 1982 y esta es su quinta generación.

Deportivo sofisticado

El Seamaster Aqua Terra es la respuesta si buscas algo especial para alguien que maneja muy bien su lado deportivo y el sofisticado. A primera vista, el diseño de 41 mm es de un refinamiento sencillo, con una pulsera de piel marrón y una combinación de acero noble y oro sedna de 18 quilates. La forma triangular de sus índices es como un viaje nostálgico al pasado, mientras que el dial plateado presenta barras horizontales al fiel estilo de la madera de los veleros de lujo. En el interior, la energía necesaria para la acción es provista por el Omega Co-Axial Master Chronometer calibre 8900.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *