OMEGA: ÍCONO EN EVOLUCIÓN

La familia Constellation, con más de seis décadas de existencia, presenta su colección para hombres: relojes que han logrado resistir la exigente prueba del tiempo y siempre están en constante transformación.


El actor Eddie Redmayne es embajador internacional de Omega desde el 2015. En la imagen, con una pieza de la colección Constellation.

Cuando una colección pisa firme y tiene un éxito avasallador es necesario renovarla para darle un aire contemporáneo y moderno, sin dejar de ser fiel a la propuesta inicial. Constellation es una de aquellas líneas donde cada reloj es símbolo de belleza y perfección.

Para Raynald Aeschlimann, presidente y CEO de Omega, “los hombres que llevan relojes Omega esperan sofisticación y excelencia. Estos nuevos modelos Constellation ofrecen esas cualidades exactas y mucho más. Son testimonio de nuestra historia y nuestra innovación, así como de nuestra constante búsqueda de refinamiento”.

La historia del Constellation comenzó en 1952 como una línea de cronómetros, pero no fue hasta 1982 cuando se lanzó por primera vez con las características que hoy se conocen. Entre estos rasgos distintivos destacan las cuatro garras del canto de la caja en forma de barril (con sus facetas de media luna en la parte superior e inferior), el brazalete con una sola forma de eslabón, pero también la esfera circular y los índices del bisel. Los maestros relojeros han querido que estas características se mantengan a lo largo de los años.


El modelo Constellation Co-Axial Master Chronometer de 39 mm está fabricado con oro Sedna.


Los relojes de esta colección llegan en 39 mm.


El marco de los biseles cuenta con números romanos que combinan con el mismo tono de las cajas en negro o azul.

TESTIMONIO DE UNA ÉPOCA

Hoy, con la quinta generación de esta famosa colección, se descubren nuevos colores y efectos. Los 26 nuevos modelos cuentan con un tamaño de 39 mm y han sido producidos con acero noble y oro Sedna de 18 quilates (una aleación de oro, cobre y paladio).

Como la marca sabe que en cada generación es necesario renovar ciertas características para darle un toque moderno a las piezas y elevar cada vez más sus modelos, ahora destacan los bordes pulidos y biselados a lo largo de la caja, de las garras y del brazalete, que proporcionan una renovada sensación de refinamiento. Cuenta con biseles más delgados y números romanos rediseñados.

Todos los modelos Constellation con sello masculino han llegado a la categoría de Master Chronometer: la certificación más alta de la relojería suiza en cuanto a precisión, rendimiento y resistencia al magnetismo. La sensación de refinamiento es clara.


El brazalete de metal tiene nuevos eslabones mid-bar y una confortable función de desbloqueo.


Las agujas e índices rediseñados están inspirados en las fachadas triangulares de la Torre de la Libertad, de Nueva York.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *