OMEGA: NUEVOS CLÁSICOS

La colección Ville Trésor se amplía con la llegada de nuevos modelos que combinan diferentes metales y esferas. Características únicas para relojes atemporales.


Las manecillas de las horas y los minutos son de oro blanco.

La primera colección Trésor fue creada en 1949 y en ese entonces, los modelos contaban con el Calibre 30 mm. En 1967, la Colección De Ville iniciaba su camino. Fue en 2014 cuando Omega unió ambas líneas y presentó De Ville Trésor. Hoy, se añaden modelos actualizados en su diseño, con un movimiento de cronometro manual y una caja de 40 mm en acero inoxidable o en oro de 18 quilates.

La serie se complementa con una delicada selección de esferas. Los diales abovedados juegan con una gama de colores, materiales y estilos: esmaltes azules, color plateado opalino o con un patrón de seda en relieve. Uno de ellos cuenta con un bisel rodeado de diamantes.

Los diales de esmalte se han trabajado con la técnica grand feu, una decoración que requiere gran habilidad. Los patrones no están pintados, sino que se crean aplicando óxidos a la esfera. El relojero luego dispara el dial a altas temperaturas hasta que aparecen los patrones. Además, presumen de una correa de cuero y están certificados como Master Chronometer, lo que garantiza que han superado las ocho pruebas establecidas por el Instituto Federal Suizo de Metrología (METAS), el estándar más alto de la industria.

En definitiva, son modelos que dan un paso adelante para sorprender y ser las estrellas del espectáculo.

LOS MODELOS DE VILLE TRÉSOR COMPARTEN ALGUNAS CARACTERÍSTICAS: EL MOVIMIENTO DE CRONÓMETRO MANUAL Y UNA CAJA DE 40 MM EN ACERO INOXIDABLE O EN ORO DE 18 QUILATES.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *