PANERAI: LA FIEBRE DEL ORO

Como algo fuera de lo común es una forma de describir los Luminor Due-42 mm Goldtech: un par de objetos que se roban todo el protagonismo.


Los Luminor Due-42 mm Goldtech tienen los números arábigos e índices horarios luminiscentes en verde, para poder leer la hora en la oscuridad, además de resistencia al agua hasta una presión de 30 metros.
El calibre P.900 tiene un grosor de 4.2 mm, siendo uno de los movimientos automáticos más delgados de Panerai.

Panerai se fundó en Florencia, Italia, en 1860 como un taller, tienda y escuela de relojería, y fue adquirido por el Grupo Richemont en 1997, siendo Neuchâtel, Suiza, su lugar de manufactura actual. Por eso, Panerai es un soberbio representante de la técnica suiza y el diseño italiano. Una de sus colecciones más conocidas, la Luminor Due –creada en el 2016–, es la síntesis perfecta de sofisticación contemporánea y raíces históricas.

Los dos nuevos relojes Luminor Due-42 mm Goldtech incorporan el Panerai Goldtech, una aleación de oro de 18 quilates con alto porcentaje de cobre y presencia de platino, que es notoria en sus cajas (inspiradas en la forma de cojín del Luminor 1950), en sus biseles, en sus dispositivos protectores de coronas safety lock y en sus hebillas.

Igualmente, este par contiene un nuevo movimiento mecánico de carga automática, el Calibre P.900. Este funcionamiento cabe en su pequeña caja, revelándose por el cristal de zafiro transparente. Posee las funciones de fecha a las 3 horas y de pequeño segundero a la altura de las 9 horas, así como una reserva de marcha de hasta tres días. Una versión tiene el dial negro con acabado satinado soleil, es decir, con efecto rayos de sol y la correa de aligátor negra; mientras que la otra muestra la esfera blanca y la correa de aligátor marrón oscura.

Completamente desarrollados en la fábrica de Neuchâtel, estos son relojes prácticos, adecuados para el uso diario y las expresiones más tangibles de la evolución técnica y estética de Panerai.

EN LA TECNOLOGÍA GOLDTECH, EL PROPÓSITO DEL COBRE ES DARLE INTENSIDAD Y PROFUNDIDAD AL COLOR, Y EL DEL PLATINO ES REDUCIR LOS EFECTOS DE LA OXIDACIÓN, QUE RESTA LUSTRE A LOS RELOJES.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *