PIAGET: BELLEZA DE ENSUEÑO

Los modelo de la nueva colección Golden Oasis de Piaget son una mezcla de alta joyería y alta relojería. Sus diseños, materializados con piedras preciosas y el oro más fino, están inspirados en el encanto del desierto.


Algunos relojes Golden Oasis están limitados a pocos ejemplares, mientras que otros son piezas únicas.

El desierto es una obra de arte de la naturaleza. Las interminables dunas de arena, la claridad perpetua del cielo que lo cubre, el inigualable brillo de la luz que lo ilumina durante el día, los mares de estrellas que cubren todos sus horizontes durante la noche y la maravilla de encontrarse con un oasis, gota de vida, en algún punto del camino recuerdan los paisajes de leyendas y antiguas historias. Su sobria belleza y su aura de misterio inspiraron a los maestros de Piaget para crear la colección Golden Oasis. Los relojes que la componen son el resultado de la combinación de las piedras preciosas más selectas, finos metales, diseños encantadores y cientos de horas de un cuidadoso trabajo artesanal.

La línea incluye 15 piezas de tiempo. Una de ellas es el Vegetal Lace, que  posee una caja y un brazalete de oro blanco de 18 quilates sobre los que descansan 240 diamantes de talla brillante. Su esfera de nívea madreperla está rodeada por 14 malaquitas verdes de corte marquise que evocan las exuberantes hojas de los oasis. El modelo Golden Hour, por su parte, es una pieza única que imita las cálidas tonalidades del desierto. Su caja de oro rosa enmarca un dial con un extraordinario planisferio diseñado por Richard Meier; esta imagen, de color arena, fue plasmada con la técnica scrimshaw. Dentro de la subesfera ubicada a las 6 horas, un disco azul se mueve sobre un fondo dorado para indicar las fases de la Luna.

El reloj Endless Sun es una lujosa versión del Piaget Altiplano limitada a 18 ejemplares. La caja de 36 milímetros de diámetro es de oro rosa. Sobre el bisel, se han incrustado 48 diamantes de corte baguette que crean un efecto semejante al de los destellos del Sol sobre la arena. El dial presenta un magnífico mosaico de oro blanco, amarillo y rosa creado por Cesare Bella, especialista en esta técnica.

En alguna ocasión, Yves G. Piaget dijo: “Hay una piedra que ilustra claramente la riqueza de la Tierra: el ópalo”. Con esa frase, el descendiente del fundador de la maison relacionó la amplia variedad de cristales que se encuentran en la gema con la diversidad que posee nuestro mundo. El ópalo negro, que combina tonos verdes y azules, protagoniza el dial del modelo Diamond Veil, una pieza única con la misma estructura del reloj Altiplano. Su caja es de oro blanco y su bisel tiene 38 diamantes incrustados. Mediante sus materiales y colores, esta pieza representa un pozo de agua iluminado por la luz del Sol en el desierto.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *