RADO: UN GRAN CLÁSICO

El Golden Horse de 1957 se renueva en dos versiones, una automática y otra de edición limitada. Estos ejemplares demuestran su conexión con el pasado y su visión sobre la modernidad.


El Rado Tradition Golden Horse Edición Limitada tiene un efecto degradado que sirve de fondo para los dos caballitos de mar y para la ventana de la fecha en números rojos sobre blanco.

En 1957, Rado lanzó su primera colección de relojes y en esa aventura inicial se encontraba el famoso modelo Golden Horse, que hoy se reinventa en dos versiones: Rado Tradition Golden Horse Limited Edition y la colección Rado Tradition Golden Horse Automatic.

La edición limitada tiene una sola intención: mantenerse lo más fiel posible al original. Por eso, su caja de acero inoxidable es de 37 mm, al igual que la de 1957, y su esfera curvada mezcla el rojo y negro. La inscripción Golden Horse lleva la misma fuente empleada en la primera versión. Su tapa trasera se considera prácticamente idéntica a la inicial, con los tres caballitos de mar y las tres estrellas indicando que está enroscada. Su correa de cuero lleva un patrón de piel de cocodrilo desde el costado, muy habitual en 1957.

A pesar de las exigentes similitudes con la pieza original, Rado ha querido regalar algunos toques modernos, como el cristal de zafiro que reemplaza el antiguo vidrio acrílico y el mecanismo automático ETA CO7 de fabricación suiza.

RITMO AUTOMÁTICO

La colección Rado Tradition Golden Horse Automatic también considera el diseño original, pero con elementos a lo grande: presume de una caja en acero inoxidable de mayor tamaño, 42 mm. Además, sus relojes llevan un bisel de ceramos inyectable en oro rosa o de cerámica de plasma de alta tecnología. El ceramos permite resistencia a los arañazos y la cerámica de plasma, creada por Rado en 1998, es un componente que otorga brillo metálico y durabilidad.

Las esferas son de colores variados, como gris oscuro, azul, verde y plateado, y llevan dos caballitos de mar, el inconfundible símbolo de la familia Golden Horse. Además, incorporan una corona con lacado rojo con un ancla. La correa puede ser de cuero o un brazalete en acero inoxidable de tres hileras de eslabones o con estilo tipo grano de arroz. En su interior, estos Golden Horse Automáticos lucen el mecanismo ETA C07 con 80 horas de reserva de marcha.

La obsesión por los detalles queda revelada.


Las agujas de estos tres relojes Golden Horse Automáticos tienen Super-LumiNova de color rojo, lo que permite ver la hora aún ante la ausencia de luz.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *