RIEDEL: ENTRE UVAS Y COPAS

Performance es la colección de cristalería de Riedel que todo amante del vino debe tener en su bar.


Georg J. Riedel, la décima generación de la familia, y su hijo Maximilian Riedel idearon la colección que incluye decantadores, como el Amadeo Performance.

Un reto: la superación. A esto responde la colección Performance de la firma austriaca Riedel The Wine Glass Company, una empresa familiar dedicada a la cristalería desde el siglo XVIII y con presencia en más de 100 países.

Performance incluye siete copas prácticas y específicas para las diferentes variedades de uvas, como la diseñada para la cabernet sauvignon, que presenta un cáliz con impacto óptico luminoso. Este es un efecto logrado a través de la investigación: al aumentar el área de la superficie interna de la copa, se obtiene una mejor percepción de los aromas y sabores del vino. Un sistema patentado por Riedel que enriquece la experiencia organoléptica de la bebida. El tallado interior le da un aspecto refinado al cáliz de los modelos de Performance, entre los que se encuentran el Riedel Performance Riesling y el Riedel Performance Champagne, que han sido fabricados en cristal fino brillante con bases grandes y estables. “Son producidos con máquinas, pero se ven y sienten como si estuvieran hechos a mano. Nuestros técnicos en Alemania han creado piezas perfectas y ligeras, lo cual es muy moderno. Son copas que comunican”, explicó Maximilian Riedel, CEO de la firma.

Los complementos perfectos para el disfrute del vino. Al fin y al cabo, esto es lo que significa Riedel.


El tallado interior le da un aspecto refinado al cáliz de los modelos de Performance.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *