SWATCH: HITOS DEL DISEÑO

La colección otoño-invierno de Swatch le rinde homenaje a la Bauhaus, la escuela artísticas del siglo XX que privilegiaba el uso de colores básicos y diseños funcionales.


En las piezas de la colección Bau Swatch, la geometría y el color tienen un papel fundamental.

La escuela de arte de la Bauhaus y Swatch tienen más de una característica en común. Ambas son célebres por privilegiar el color, y usar atrevidas líneas y figuras en sus creaciones, capaces de quedarse grabadas en las retinas de los espectadores durante un buen tiempo.

Consciente de estas similitudes, la marca de relojes ha lanzado una colección dedicada a la escuela artística más influyente del siglo XX, que este año cumple un siglo desde su fundación. Un homenaje plasmado en modelos que reinterpretan el valor de la singularidad, la cultura individual y la creatividad.

La colección Bau Swatch reúne un enfoque lúdico y artístico con la maestría técnica de la relojería suiza. Los colores primarios y puros, tan propios de la Bauhaus, realzan la estética vanguardista de estas precisas piezas de tiempo.

En el modelo Bau-bbles, parece no existir reglas. Su combinación de círculos de distintos colores resulta llamativa y sobria al mismo tiempo. La diversión y soltura de su diseño son un recordatorio de que siempre debemos ser auténticos y fieles a nuestro estilo. Los relojes Bluzag y D-Form, por su parte, presentan patrones básicos (de líneas en zigzag y de esferas, respectivamente) y los combinan con vistosos contrastes de color, una propuesta que no pasará desapercibida. El Sorange, el Soblue y el Elementary tienen una caja y pulsera monocromáticas, pero su dial blanco con manecillas de colores les agrega un toque de distinción. Atrévase a explorar la colección completa y descubra entre una amplia variedad de diseños el reloj que mejor se adapte a su personalidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *