SWATCH: OBRAS REINTERPRETADAS

Swatch se inspira en el Louvre para crear una serie de relojes que llevan las imágenes, a su estilo, de los cuadros más vistos en este famoso museo parisino.

Para la casa relojera suiza es una constante colaborar con los museos más destacados del mundo. Y es que después de las colaboraciones en el 2018 con el Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam y el Museo Thyssen-Bornemisza, de Madrid, el público se preguntaba: ¿En qué momento le tocaría al museo europeo por excelencia? Pues bien, la interrogante se ha resuelto. La tercera parada en este viaje creativo es el Museo del Louvre, en París. Son cuatro modelos los que dan fe de este homenaje y son cuatro los cuadros clásicos que los fanáticos de la marca y del arte podrán llevar en la muñeca.

¿Qué es lo primero que se le viene a la mente al pensar en el Louvre? Pues sí, la sonrisa de La Gioconda. La correa inferior del modelo Lisa Masquee, inspirado en la musa de Leonardo Da Vinci, lleva impreso el retrato de Lisa Gherardini, pero al estilo Swatch, y es que sobre los ojos de la Mona Lisa se ve una máscara naranja y en el centro de su dial espejado se ve la inscripción YlOUvre.

Otro par de modelos están inspirados en dos obras del pintor flamenco Frans Pourbus el Joven. Se trata de los retratos de cuerpo entero de María de Médici y su esposo Enrique IV de Francia. El primero ha sido nombrado como Hairyblue Mary, debido a que el cabello de la reina ha sido teñido con un azul eléctrico. La versión de su cónyuge, Henrytheforce, parece salir de una fiesta pop: el rostro del soberano lleva unos anteojos anaranjados.

Por último, el cupido presente en el Rapto de Helena, del pintor italiano Guido Reni, también se manifiesta en el reloj Fleche D’amour. A diferencia de los otros modelos que tienen impresos los rostros de los personajes en las correas, este lleva la cara de Cupido en el dial y el índice derecho apunta a una ventana en forma de corazón, dispuesta a las nueve horas, que señala la fecha. En su brazo izquierdo se deja ver un número cinco tatuado.

Pero esto no es todo. Swatch ha prometido seguir recorriendo museos de arte en el mundo y de esta manera seguir revolucionando sus relojes y nuestras mentes.

LA COLECCIÓN INTERPRETA CUATRO OBRAS DE ARTE EXPUESTAS EN EL MUSEO PARISINO. LAS CORREAS SON DE SILICONA Y EL RELOJ TIENE MOVIMIENTO DE QUARZO. CERCA A LAS HEBILLAS VA IMPRESO
EL NOMBRE LOUVRE.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *