TAG HEUER: IMPULSO VITAL

La tercera generación de la colección Connected llega con mejoras en su diseño y nuevas aplicaciones digitales acordes a las necesidades actuales de conectividad. Detalles que redefinen la tecnología de lujo.


El reloj está equipado con un cargador de batería magnético y un estuche de viaje a medida.

En el 2015, TAG Heuer fue pionera en el segmento de los relojes inteligentes de lujo al lanzar su colección Connected. Si bien la marca se caracteriza por sus relojes clásicos y mecánicos, el diseño de su línea de smartwatches es totalmente coherente con la identidad de la firma. “El reloj TAG Heuer Connected ha sido diseñado y fabricado con la misma pasión y atención por los detalles que nuestros relojes mecánicos. La calidad de la ejecución es primordial en todo lo que hacemos, y nunca comprometemos la estética o la emoción”, declaró el responsable de estrategia y del área digital de TAG Heuer, Frédéric Arnault.

Entre los cambios internos de este nuevo reloj es importante mencionar la incorporación de Wear OS, el sistema operativo de Google para relojes que ofrece servicios como Google Assistant y Translate, notificaciones de correo electrónico y mensajes, controles de música, agenda, el tiempo y mapas.

Además, se ha renovado la aplicación TAG Heuer Sports, que ahora es capaz de monitorear deportes como golf, running, ciclismo y fitness. De este modo, los usuarios pueden realizar el seguimiento de sus actividades directamente a través del reloj: mide velocidad, ritmo, distancia, frecuencia cardíaca y todo mostrado en tiempo real. Esta nueva versión cambia el antiguo chip de Intel por el Qualcomm Snapdragon 3100, con un sistema operativo más avanzado para los relojes inteligentes.

Cuenta con una batería que puede soportar hasta seis horas y puede recargarse en su totalidad en tan solo una hora y media.

EL SISTEMA OPERATIVO TAMBIÉN ES COMPATIBLE CON IOS PARA USUARIOS DE IPHONE.

UNO PARA CADA PERSONALIDAD

Las actividades físicas se registran gracias a sensores de frecuencia cardíaca fabricados con resina tecnológica e integrados en el fondo de la caja. En el exterior, los cambios son más sutiles. La caja más delgada, ahora de 45 mm, llega en versiones de acero titanio. El reloj presenta un bisel de cerámica, asas biseladas, detalles pulidos y cepillados, una corona central giratoria flanqueada por dos pulsadores funcionales y un fondo de caja atornillado. La esfera tiene una pantalla táctil OLED ultra legible, protegida por un cristal de zafiro resistente a arañazos.

La posibilidad de personalización es única. Para la pantalla se puede elegir entre cinco esferas inspiradas en relojes icónicos: una versión de tres agujas de la esfera esqueleto del movimiento de manufactura Heuer 02; una versión digitalizada del Carrera Heuer 01; una pantalla de cristal líquido; una animación de red neural y un tributo a la estructura hexagonal de los nanotubos de la espiral de carbono de la marca. En cuanto a las correas, existen seis posibilidades con sistema de cambio rápido en caucho negro, rojo, naranja y caqui. Además de un brazalete de acero inoxidable y escala de caucho.

Esta pequeña máquina digital es perfecta para los apasionados de la acción, los deportes y la conectividad con el mundo. Un reloj en equilibrio perfecto entre la distinción del diseño contemporáneo y la tecnología de última generación.


Las actividades físicas se registran gracias a sensores de frecuencia cardíaca fabricados con resina tecnológica e integrados en el fondo de la caja.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *