TIFFANY&CO: EN EL NOMBRE DE LOS DIAMANTES

Una travesía maravillosa por el universo Tiffany. Su artesanía e innovación son celebradas en una exhibición única en Shanghái, China, que honra el pasado y festeja el futuro.


El Tiffany Diamond es uno de los diamantes amarillos más grandes y raros del mundo. Fue adquirido por Tiffany en 1878. Originalmente, era una piedra de 287,42 quilates, pero tras el corte cojín, para realzar su color, alcanzó un peso de 128,54 quilates.

Shanghái, con su herencia cultural e influencia internacional, recibe “Vision & Virtuosity” (hasta el 10 de noviembre), una muestra que explora la historia, los códigos y el futuro de una firma asociada al lujo y la belleza que trasciende el tiempo. “Es un tributo a Tiffany & Co., una compañía que ha defendido la maestría artesanal y el diseño innovador desde que Charles Lewis Tiffany la fundó en 1837, en Nueva York”, aseguró Alessandro Bogliolo, su director ejecutivo.

La exhibición se divide en seis capítulos. El primero: “Blue is the color of dreams”. Azul es el color del corazón de Tiffany y de sus creaciones más finas e inusuales. Aquí, un repertorio de diamantes y gemas azules, como zafiros y aguamarinas, se disponen para recordar a las vitrinas de su boutique en la Quinta Avenida de Nueva York. Tiffany deja un legado con el descubrimiento e introducción de las gemas de color al mundo. Por ejemplo, presentó la tanzanita, una piedra de tono azul violáceo, en 1968.

El segundo capítulo ha sido bautizado como “The World of Tiffany”, un testamento visual de las representaciones de la joyería en la cultura popular. Así muestra su influencia en el cine, la televisión, la música y la literatura. En este espacio destaca la evolución de la Tiffany Blue Box, caja con el característico tono azul, y de la construcción de su famosa tienda de la Quinta Avenida. Además, se exhibe el libro de caja de su primer día y las figuras conocidas que han hecho joyas para la firma.

En el tercero, “The Tiffany Blue Book”, los visitantes descubren el original Blue Book de 1845, el primer catálogo enviado por correo en Estados Unidos, así como la innovación y artesanía detrás de las piezas de alta joyería que definen las colecciones Blue Book, mostradas en sus catálogos anuales y que suelen ser hechas en el taller que está debajo de la boutique de la Quinta Avenida.


Butterfly in a jar es una pieza de la colección Tiffany Blue Book, de 2019. Este broche de mariposa azul con alas de platino cubiertas con zafiros rosa y diamantes rosa, es un estudio de la naturaleza y la forma.


First Blue Book: el primer catálogo de la joyería, que data de 1845.
First Blue Box (1878-1883), la primera caja en color azul Tiffany. Se volvieron tan populares que los clientes iban a la tienda de Nueva York solo por las cajas; pero sin importar el dinero ofrecido, el fundador, Charles Lewis Tiffany, no permitía que se fueran sin una joya en su interior.


En una escena de “Breakfast at Tiffany´s”, Holly, la protagonista, toma la guitarra y canta “Moon River”, sin ser cantante ni guitarrista. Se vendieron más de un millón de copias de la partitura en su primera impresión y en 1962 recibió el Oscar a la mejor canción original.


Guion de la película “Breakfast at Tiffany´s”, con anotaciones a mano de la protagonista, Audrey Hepburn. Se muestra por primera vez al público.

El cuarto capítulo, “Tiffany Love”, ofrece un vistazo dentro del papel que Tiffany jugó y juega en las historias de amor. Su fundador, Charles Lewis Tiffany, fue el primer joyero que estableció el anillo de diamante como símbolo del amor al diseñar el Tiffany Setting en 1886.

Para la quinta parte, la marca le dedica un capítulo entero a “Breakfast at Tiffany´s”, película estrenada en 1961, adaptación libre de la novela de Truman Capote. Como si fuera un detrás de cámara, se presencia una curación de objetos históricos, como el guion original de Audrey Hepburn con sus anotaciones; las fotografías de escenas en su tienda (la primera vez que la firma permitió cámaras); y una recreación del LBD, little black dress, que Hepburn utilizó, a cargo del artista chino Li Xiaofeng.

Finalmente, el sexto capítulo es exclusivo para los diamantes más atesorados, no por nada su fundador se ganó el título del Rey de los Diamantes en su época. “Diamonds: Miracles of Nature” termina con la exposición del diamante Tiffany: amarillo de 128,54 quilates, fuente de inspiración y punto de partida para las colecciones.

La exhibición presenta cerca de 350 objetos, incluyendo unos 100 mostrados por primera vez al público y una docena adquiridos especialmente para el show.

Se trata de una exhibición que habla de opulencia y lujo, pero también de la pasión por la perfección, y deja en el espectador ese efecto hipnótico tan característico de Tiffany.


Broches de orquídeas, de 1889. Fueron realizados en base a especímenes reales de Sudamérica.


Sus brazaletes de diamantes recrean hojas, flores, cortezas y las curvas del agua.


Clip Two Fruit and Leaves, una recreación de la pieza hecha en 1960 por el diseñador de joyas Jean Schlumberger para Tiffany & Co. Lleva oro, diamantes y rubíes. El original se vendió en 1961 al presidente John F. Kennedy, que se lo regaló a su esposa, Jacqueline Kennedy Onassis, tras el nacimiento de su hijo. (Izquierda)
Broche Fleur de Mer, de 1956, diseñado por Jean Schlumberger para Tiffany & Co., con oro, diamantes y zafiros. Fue regalado a la actriz Elizabeth Taylor en 1965. (Derecha)


La Fundación Fosun, en Shanghái, sede de “Vision & Virtuosity”; se ubica en el edificio Bund Finance Center, que destaca por su fachada: una cortina de bambú dorada y giratoria que cuelga del tercer piso.




Los visitantes recorren seis capítulos, divididos en seis espacios, dedicados a la larga historia de Tiffany & Co.: “Blue is the color of dreams”, “The World of Tiffany”, “The Tiffany Blue Book”, “Tiffany Love”, “Breakfast at Tiffany´s” y “Diamonds: Miracles of Nature”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *