TISSOT: SEÑALES DE EXACTITUD

La casa relojera Tissot tiene una historia de respeto por la tradición que comenzó hace más de 160 años. Hoy, sigue en la búsqueda de la excelencia y presenta un nuevo modelo T-Race Swissmatic, símbolo de masculinidad clásica.

Si bien la marca empezó a distribuir relojes desde 1853, fue poco después de 1910 que creó modelos de pulsera para hombre. Su estética se vio marcada por las corrientes artísticas del momento: primero por el modernismo y después por el art déco. Tissot destaca, sobre todo, por sus importantes innovaciones técnicas, como la creación del primer reloj de pulsera antimagnético del mundo. Gracias a esta capacidad para adelantarse a las tendencias y llegar a todos los públicos, se mantiene como una pieza clave en cualquier colección relojera.

Esta nueva adición, el Tissot T-Race Swissmatic, refleja lo clásico y lo deportivo en una misma pieza. Su diseño se inspira en las partes de una motocicleta, como el bisel, que representa un disco de freno; o el punto de fijación, que replica las suspensiones. Este reloj resalta el enfoque deportivo de la marca Tissot con un movimiento Swissmatic, sistema que proporciona hasta tres días de reserva de energía. Los elementos que ofrece, como una esfera con índices luminiscentes gruesos y brazaletes con piel de cocodrilo, contribuyen a su aspecto sobrio y elegante, que combina con su caja de acero inoxidable.

La calidad y confianza de la tecnología suiza que la marca simboliza está representada en la cruz de su logotipo. La compañía, que es responsable de los relojes más codiciados de la industria, permanecerá siempre fiel a su lema: “Innovadores por tradición”.


El reloj T-Race Swissmatic tiene una hermeticidad de 10 bar.

Sus correas de cuero imitan el diseño de la piel de caimán.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *