W&W2020 ROGER DUBUIS: FUNCIONES PODEROSAS

Los nuevos Excalibur Diabolus in Machina y Excalibur Twofold son más que herramientas para medir el tiempo, son máquinas que rompen esquemas de diseño y tecnología.


Este modelo cuenta con 558 componentes, 54 rubís y un grosor de 10 mm.

El Excalibur Diabolus in Machina es una pieza única. Solo existe una en el mundo y guarda un secreto. Dentro de su maquinaria esconde dos de las complicaciones más deslumbrantes en el mundo relojero: un repetidor de minutos sintonizado con el acorde de la melodía “Diabolus in Música”, cuyo uso estaba prohibido en la música religiosa medieval porque estaba asociado al diablo; y un tourbillon volador en el Calibre RD107, un dispositivo diseñado para compensar los efectos gravitacionales sobre la precisión del movimiento de un reloj.

El diseño es atrevido y disruptivo. Su icónica estrella está desestructurada. Es un caos ordenado que funciona en armonía. El dial se caracteriza por radios concéntricos formados por números romanos incompletos. El calibre incluye un indicador de función de corona (W para enrollar y S para ajustar) y en algún lugar alrededor de la posición de las 11 en punto, existe un indicador de repique. Una locura que apela a las emociones.

Varias funciones técnicas hacen de este reloj una pieza de otro mundo. En primer lugar, es posible comprobar el tiempo usando un pulsador que activa un tono bajo para las horas, un tono alto para los minutos y dos tonos para el cuarto de hora. Además, los artesanos de Roger Dubuis han agregado, a las 11 en punto, mezclado con el número romano, un disco con las palabras horas, cuartos y minutos. El disco comienza a girar tan pronto como se activa el repetidor de minutos, lo que ilustra visualmente los intervalos de tiempo que suenan. Detalles técnicos, pero al mismo tiempo divertidos. Una segunda función es la palanca colocada entre las tres y las cuatro en punto, que permite saber si el reloj está en cuerda manual o posición de ajuste de tiempo. Esta característica de seguridad visual es importante, pues ajustar el reloj mientras se reproduce el repetidor de minutos puede dañar el movimiento.

BELLEZA ILUMINADA

Lo que más destaca del Twofold son las tres nuevas características en cuanto a materiales nunca antes usados en un reloj. La primera de ellas se encuentra en los ángulos del calibre: un innovador acabado luminiscente. Otra de las proezas técnicas es el uso del mineral composite fiber en el bisel y la caja, un material ultra blanco compuesto en un 99,95% de sílice y fabricado íntegramente en los talleres de Roger Dubuis. Por último, la correa está hecha de un caucho FKM luminiscente gracias a una tecnología que resulta una primicia en el mundo, denominada LumiSuperBiwiNova.

El corazón de este modelo es el movimiento Doble Tourbillon Volante que, más allá de su atractivo estético, es un calibre que garantiza una mayor precisión gracias al sistema que regula la velocidad media de los dos tourbillones.

Esta combinación de ligereza y resistencia, cuenta con la certificación Poinçon de Genève, garantía que avala los componentes del reloj por su exclusividad, origen, know how, rendimiento y resistencia. Ser dueño de un Excalibur Twofold será como tener luz y magia durante el día y la noche.

Ambos Excalibur son ejemplo de tecnología pionera que siempre está en constante reinvención. Fieles a sus diseños, la marca asume una actitud sin restricciones y una vez más deja sin palabras a sus fanáticos.

LA ILUMINACIÓN DEL MODELO TWOFOLD DURA UN 60% MÁS QUE EL MATERIAL LUMINISCENTE TRADICIONAL.

El Twofold es un modelo de 45 mm de edición limitada de ocho piezas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *